Bote de la Calma que quita los enfados

Cecilia con un bote de la calma

Esta entrada va dedicada al Bote de la Calma. Ese pequeño frasco, lleno de agua y purpurina, que quita los enfados cuando se agita. Su poder es tan potente que después de mucho pensarlo he decidido que se merece una entrada propia.

Además de contarte para qué se usa, te voy a explicar cómo construir uno en casa y cómo incluirlo en la dinámica familiar.


1. ¿De dónde sale el Bote de la Calma?

El bote de la calma se usa como un material específico del método pedagógico Montessori y como una técnica para aprender a regular la emoción del enfado. Con el bote se consigue que los niños pasen de estados de rabia o estrés, a estados de calma y sosiego.

Este método entiende las aulas como lugares donde los niños se desarrollan libremente dentro de unos límites y se mueven en un entorno preparado para que utilicen unos materiales que les hagan vivir experiencias de aprendizaje.

ejemplo de aula montessori

2. ¿Por qué funciona?

El Bote de la Calma funciona porque favorece:

  • La liberación de energía enfocada a agitar el bote y mover la purpurina.
  • El momento de calma donde se practica la respiración abdominal mientras la purpurina se asienta.
  • El pensamiento en el propio Bote alejando la mente de la situación de enfado.

Además, como se construye en casa, al peque le resulta muy atractivo y motivante.

niña mirando el bote de la calma

3. Construye el Bote de la Calma

Es importante que durante la construcción del Bote esté tu hijo a tu lado. Se recomienda que participe en la construcción. Seguro que os vais a divertir los dos. Cuanto más le guste al peque, cuanto más participe y sienta que es su bote, más lo usará y mejor resultado os dará. Así que prepárate para hacer manualidades con tu peque!

Lo primero es crear el momento de juego con el niño. “Vamos a construir un bote mágico! Un bote que nos quitará los enfados!!”

¿Necesitas controlar tus enfados?

cecilia-psiente-ruido

Únete a Psiente y recibe Gratis una guía con orientaciones para Educar a tus hijos Sin Gritos.

Te hará miles de preguntas sobre qué es eso del bote quita enfados, cómo lo vais hacer, donde tiene la magia… responde a sus preguntas pero no dejes de darle un aire mágico y de fantasía a lo que vais a construir para que su motivación no disminuya.

materiales para construir el bote de la calma

Materiales que necesitarás:

  • un bote pequeño de plástico.
  • 2 cucharadas de pegamento líquido.
  • 3 cucharaditas de purpurina.
  • colorante alimenticio.
  • agua caliente (sin que hierva).
  • una pistola de silicona o sino cola.

construyendo un bote de la calma

 

Montaje:

  • Introduce dentro del bote el agua, el pegamento líquido (cuanto más pegamento, más despacio se moverá todo), las cucharadas de purpurina (pueden ser de distintos colores para que quede más vistoso) y el colorante alimenticio.
  • Es importante que dejes uno o dos dedos de aire para que haya movimiento.
  • Pega la tapa del bote con la silicona o la cola para que no se derrame.

ejemplo de bote de la calma

4. Cómo usar el Bote de la Calma

Cuando comenzaste a construirlo le dijiste a tu hijo que era un bote mágico porque quitaba los enfados, así que ahora le vas a explicar cómo hay que usarlo para que el enfado se vaya.

Le debes explicar que cuando esté enfadado puede coger el Bote de la Calma y agitarlo tan fuerte como necesite. Mientras se lo cuentas lo vais haciendo juntos para que le resulte más fácil poder entenderlo.

Después de agitarlo, se deja en una mesa y se observa muy atentamente cómo la purpurina se mueve deprisa, le puedes decir a tu hijo algo como “tus emociones se están moviendo tan deprisa como la purpurina, pero al igual que ella poco a poco van a ir encontrando su sitio”. Con esto le ayudas a que centre su pensamiento en la purpurina. Igual que antes, os quedáis mirando cómo se va asentando la purpurina.

niño agitando mirando y respirando con un bote de la clama

Además, le dices que vaya poco a poco respirando despacito, “enviando el aire a la tripa como si tuvieses un globo dentro”. Y lo hacéis juntos. Si quieres saber más sobre cómo entrenar la respiración abdominal, pincha aquí.

Si esto se lo enseñas así a modo de juego mágico, cuando os enfrentéis a una situación donde el peque se enfade, sólo tienes que recordarle que tiene su Bote de la Calma que quita los enfados. A medida que lo vayas incorporando en la dinámica familiar verás que el propio niño te lo acabará pidiendo.

Yo te recomiendo que, además de fabricar el Bote de la Calma, construyas en tu casa un pequeño Rincón de la Calma en donde incluyas este bote mágico. De este modo tu hijo siempre tendrá localizado el Bote y sabrá dónde puede ir a buscar sosiego para sus emociones. En ese rincón puedes poner elementos que le ayuden a relajarse como: un muñeco que le guste, una alfombra mullida, unos cojines grandes, una silla cómoda… y por su puesto el Bote de la Calma.

ejemplo de rincón de la calma

Recuerda

  1. Cuanto más personalizado sea el Bote de la Calma mejor va a funcionar.
  2. Agitar y respirar pausadamente se pueden repetir tantas veces como lo necesite.
  3. Acompaña a tu hijo en su enfado. Permanece a su lado mientras usa el Bote y si te has decidido por crear el Rincón de la Calma entra con él. Así cuando se encuentre más relajado podréis hablar de lo ocurrido.
  4. No es fácil. No va a funcionar genial desde el primer día, pero si persistes será una técnica estupenda.

Ahora te toca a ti…

¿Conocías el Bote de la Calma? ¿Qué te ha parecido?

¿Qué cosas hace tu para calmar a tus peques?

Si te apetece puedes compartir conmigo tus experiencias, me encantará leerlas!! Y si te ha ayudado el artículo, haznos un retweet, un me gusta o cualquier acción social, plis! No cuesta ni 3 segundos.

Sobre el autor Ver todos los posts

Cecilia P.

Psicóloga infantil, escritora por afición. Me gusta la literatura con trasfondo social y la música de cantautor. Creo que todos merecemos una segunda oportunidad. Nadie es un caso perdido. Psiente es mi proyecto personal, mi cuaderno en el viaje de la psicología.

3 ComentariosDeja un comentario

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *