¿Qué tipo de padre eres? Estilos de crianza

padre-e-hija-crianza

Todo padre, en algún momento, se ha hecho estas dos preguntas: ¿Lo estaré haciendo bien? ¿Estaré tomando las decisiones adecuadas? Es normal tener dudas sobre el estilo de crianza que se lleva a cabo. Los hijos no vienen con un libro de instrucciones y nadie nos enseña a ser padres.

Algunas personas educan a sus hijos como fueron educadas ellos, otras aplican teorías que han leído en alguna revista o blog, y las hay que se dejan aconsejar por la madre, la suegra, la vecina o la prima.

Pero esas dudas las ha tenido todo el mundo. La crianza de un hijo es compleja, y no sólo importa el qué se transmite, también es importante el cómo se transmite.

En este post quiero proponerte un ejercicio de reflexión. Me gustaría que dedicases dos minutos a pensar qué tipo de padre eres, o qué tipo de padre quieres ser.


Voy a enseñarte los diferentes estilos de crianza y sus efectos en los niños, y voy a hablarte sobre la crianza positiva basada en el cariño, el respeto mutuo y el apego seguro (que tan de moda está últimamente).

¿Cuál es tu estilo de crianza?

Cuando se habla de estilo de crianza se está haciendo referencia al tipo de relación y al tipo de comunicación que se emplea con los hijos. Existen cuatro estilos de crianza:

  • Autoritario
  • Negligente
  • Permisivo
  • Democrático

Lo normal es utilizar todos los estilos a lo largo de la crianza de tu hijo. Hablarás a tu hijo de forma diferente dependiendo de lo cansado que te encuentres, de lo enfadado que estés o de la prisa que tengas. Pero es importante reconocer el estilo que sueles utilizar más a menudo para poder sacar lo mejor de ti y favorecer que tu hijo crezca con un buen desarrollo.

Repasemos un poco más a fondo cada uno de ellos.

Padres Autoritarios

Los padres autoritarios son aquellos que dicen cosas como: “¡Porque lo digo yo y punto!” Suelen utilizar los gritos y las amenazas para que sus hijos obedezcan. Crianza autoritaria. Madre castigando a su hija.

Su estilo de crianza se caracteriza por:

  • Ejercer un férreo control sobre los hijos.
  • Marcar unas expectativas altas y ser exigentes en su cumplimiento.
  • Imponer normas sin explicar los motivos y hacerlas cumplir utilizando el castigo.
  • Ser poco afectuosos con los hijos. Apenas dan abrazos o hablan de sus sentimientos hacia ellos.
  • Ser reacios a tener en cuenta las opiniones de los hijos.

Si al leer esto te sientes identificado, quiero que sepas cuáles pueden ser las consecuencias en tus hijos:

  • Serán niños sumisos, que acatarán las normas sin cuestionarlas vengan de donde vengan.
  • Tendrán dificultades para tomar sus propias decisiones, porque estarán más preocupados de hacerlo bien para ti, que de hacerlo como ellos quieren.
  • Presentarán una baja autoestima y problemas de dependencia.
  • Poseerán mayor vulnerabilidad a sufrir estrés y ansiedad.

Este estilo de crianza es el menos recomendable. Genera mucho malestar e imposibilita la creación de un vínculo sano y fuerte entre padres e hijos.

¿Qué puedes hacer para cambiar el estilo de crianza? Te dejo algunas pautas:

  • Habla de tus emociones delante de tus hijos. Abrázalos, bésalos, juega con ellos y sobre todo diles que les quieres.
  • Fomenta un diálogo positivo, donde puedas escuchar sus opiniones y tenerlas en cuenta.
  • Aplica las normas con firmeza, respeto y comprensión.
  • Ajusta tus expectativas a su desarrollo evolutivo.
  • Utiliza las consecuencias educativas en vez de los castigos para hacer cumplir las normas. Si tienes dudas de cómo hacerlo, te recomiendo que leas este artículo.

Padres Negligentes

Los padres negligentes son padres ausentes de la crianza de sus hijos. Dedican poco tiempo a estar con ellos y descargan la responsabilidad de la educación en otras figuras como los abuelos o los profesores.

Un ejemplo de reprimenda de un padre negligente sería: “¡Qué haces! no me molestes, vete a tu habitación”. crianza-negligente

Seguro que en alguna ocasión has dicho eso de: “No molestes más”. El cansancio, los problemas y los hijos demandando atención facilitan que la paciencia se agote y se digan estas cosas. El problema no es que en alguna ocasión se te haya escapado, el problema es que sea tu estilo habitual.

Las características más notables de este tipo de padres son:

  • No marcan disciplina ni normas claras, porque no se involucran en la educación de los hijos.
  • Generan un ambiente desorganizado.
  • No prestan apoyo emocional al niño.
  • Culpan a otros del mal comportamiento de los hijos (“en la escuela no les enseñan nada”).
  • Ignoran las necesidades afectivas del niño, o intentan cubrirlas con aspectos materiales.

Si no te identificas con este estilo de crianza, avanza al siguiente apartado. Si crees que lo utilizas más de lo que deberías o simplemente quieres saber más, continúa leyendo.

¿Necesitas controlar tus gritos?

cecilia-psiente-ruido

Únete a Psiente y recibe Gratis una guía con orientaciones para Educar a tus hijos Sin Gritos.

Los hijos de padres negligentes:

  • Son impulsivos.
  • No respetan las normas.
  • Se ven involucrados en conflictos y discusiones.
  • Tienen una baja autoestima y poca empatía.
  • Presentan un bajo rendimiento académico.

Como ves, una educación basada en unos padres ausentes no es la más deseada. Muchos de estos chicos sienten que sus padres no les quieren, aunque en realidad no sea así, y buscan su atención con conductas negativas.

El afecto, la implicación y el pasar tiempo de calidad con los hijos es la base para fomentar un vínculo seguro, que ayude al niño a crecer sintiéndose valioso.

Padres Permisivos

Son aquellos padres a los que les cuesta hacer cumplir las normas, y acaban cediendo a los llantos y rabietas de los niños. Te pongo un ejemplo para que lo veas más claro.

Ante la pataleta del niño por no querer ducharse, el padre contestas “Bueno, ya está. Lo dejamos para mañana. Tampoco pasa nada porque no te bañes hoy”. El pequeño gana la batalla de no bañarse y aprende que puede conseguir lo que quiera en el momento que quiera.

Algunos psicólogos sostienen que este tipo de crianza impera en muchos padres actuales. Quizá sea el miedo a convertirse en unos padres autoritarios del “Porque lo digo yo!”, o quizá sea porque no saben cómo afrontar las rabietas de los pequeños, pero sí es cierto que no establecer unas normas claras y consistentes genera muchos problemas a los niños. crianza-permisiva-nino-tirano

Este tipo de padres se caracterizan por:

  • Ser muy afectivos con los hijos. Están muy atentos a las necesidades de los niños y se preocupan por sus estados emocionales.
  • No marcar normas y prohibiciones claras para garantizar la seguridad y las rutinas de los hijos.
  • Ser flexibles en la aplicación de las consecuencias educativas ante el incumplimiento las normas.
  • Provocar un ambiente desorganizado que impida anticipar lo que va a suceder.
  • Mostrar un escaso control sobre las situaciones.

Seguro que en algún momento has actuado así.

Es una forma de terminar pronto con el berrinche del niño y volver a la calma. Pero este tipo de crianza genera que los hijos:

  • Sean impulsivos, dominantes y rebeldes.
  • Muestren poca capacidad para persistir en las tareas costosas.
  • No cumplan las normas ni en casa ni en el colegio. Convirtiéndose en pequeños tiranos.
  • Tengan una baja autoestima y una baja tolerancia a la frustración.

Poner límites y fijar las consecuencias de su incumplimiento ayuda a establecer un orden. Los niños se sienten seguros, adquieren normas de convivencia y aprenden valores como la responsabilidad y el respeto.

Padres Democráticos

Los padres democráticos son aquellos que:

  • Fomentan la responsabilidad y autonomía de sus hijos.
  • Marcan unas expectativas adecuadas y velan por que se cumplan.
  • Dan muestras de cariño y amor a sus hijos, y están pendientes de sus necesidades.
  • Ponen normas claras y aplican consecuencias educativas de forma consistente y firme.
  • Practican la escucha activa con sus hijos y alimentan la buena comunicación con ellos.

Como ves, este estilo de crianza es muy positivo y es el más recomendable de todosMadre e hijo fortaleciendo una comunicación positiva

Genera que los niños tengan:

  • Seguridad en sí mismos.
  • Fortaleza en la toma de decisiones.
  • Persistencia para alcanzar sus metas.
  • Buenas capacidades para las relaciones sociales.
  • Valores como la empatía, el respeto y la responsabilidad.

Ante los berrinches y rabietas normales de los niños, un padre con este estilo de crianza diría algo así como: “Ya veo que no te gusta la sillita del coche, pero es lo mejor para ti. Mira, papi también se pone el cinturón”. Y no termina con la frase. Para superar la emoción negativa de su hijo, le canta su canción preferida. Provocando en el niño un cambio de actitud.

Crianza positiva

Los padres democráticos ponen en marcha el estilo de crianza positiva. Desde que su hijo es bebé generan con el niño un apego seguro que sentará las bases de una buena comunicación entre padres e hijos.

¿Cómo puedes aplicar en tu casa una crianza positiva?

  1. Actúa como un ejemplo a seguir. Los niños son esponjas que todo lo absorben y la mejor forma de que aprendan es viendo cómo lo hacen sus padres.
  2. Piensa en las necesidades de tu hijo. Detrás de cada llanto, alegría o tristeza se esconde algo que te quiere transmitir.
  3. Marca límites y consecuencias. Hazlo de forma clara para que el niño las conozca y las pueda cumplir.
  4. Practica la escucha activa. Deja que te cuente sus cosas y cuéntale tú las tuyas.
  5. Enséñale a expresar sus sentimientos y emociones sin dañarse a él mismo o a los demás.

Espero que con esta descripción puedas reflexionar un poco sobre qué tipo de padre eres y te ayude a potenciar tus fortalezas y a mejorar tus puntos débiles.

Si este artículo te ha parecido interesante compártelo en las redes. Y si quieres contarme tu experiencia, déjame un comentario :)

 

Sobre el autor Ver todos los posts

Cecilia P.

Psicóloga infantil, escritora por afición. Me gusta la literatura con trasfondo social y la música de cantautor. Creo que todos merecemos una segunda oportunidad. Nadie es un caso perdido. Psiente es mi proyecto personal, mi cuaderno en el viaje de la psicología.

5 ComentariosDeja un comentario

  • Mi niña tiene 6 años le cuesta mucho ser social, siento q es muy tímida y en la escuela es poco participativa, entonces muchas de las actividades no las hace. ?como puede ayudarme para ayudarla a ella?

    • Hola Yady,
      En el blog tienes un artículo con 10 consejos para superar la timidez infantil creo que te puede ayudar mucho.
      La idea es que dotes a tu hija de mayor confianza en sí mismas y sus habilidades. Que no tema equivocarse, porque cada error es en realidad una oportunidad de aprendizaje para mejorar. En el artículo encontrarás las orientaciones necesarias para, poco a poco, ir ganando en seguridad y poder afrontar las actividades del colegio por ella misma.
      También te recomiendo que hables con la profesora para trabajar en la misma línea, y que la apuntes a alguna actividad que le guste mucho donde pueda relacionarse con otros chicos/as de su edad.
      Un saludo, ánimo y paciencia!

  • M identifique con la padres permisivos será que conmigo fueron muy autoritario y fui independiente no m gustaba que me mandaran hacer las labores de cada siempre m anticipaba Pra no ser molestada y no quieria que mis hijos sufrieran como yo quiero aprender mas x que quiero unos hijos de mayor éxito que yo gracias. X su artículo Aplícare sus consejos

  • Creo que el estilo democrático es el que todos quisieramos poder emplear jajajaja pero como nada en esta vida es perfecto en alguna ocasión seremos autoritarios o permisivos. Lo que no podemos es serlo siempre y bajo ningún concepto
    negligentes… Fundamental ser un buen espejo en el que se puedan mirar nuestros hijos, como bien se dice los niños son esponjas, sobretodo durante los primeros años de vida. Sus conductas muchas veces serán un reflejo de lo que ven a diario en casa. Más tarde, en la adolescencia, los padres ya no podrán jugar un papel tan importante y muchas nos sentiremos muchas veces frustrados porque veremos comportamientos en nuestros hijos que identificaremos como nuestros… Otro gran artículo ha seguir a raja tabla XP. Gracias por tan valiosos consejos!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *