Juegos para niños (III): Bandeja de Arena

Imagen del avatar de Cecilia con una bandeja de arena.

Entramos en el tercer artículo de la serie Juegos para niños. En esta ocasión os presento la Bandeja de Arena, un juego con el que los niños reforzarán su expresión sensorial y su creatividad. Además, podrán practicar la escritura de letras y números.

Como en los artículos anteriores, la Cesta del Tesoro y las Tablillas de Tacto, la Bandeja de Arena también forma parte de la metodología Montessori, apostando por una pedagogía basada en la investigación y la experimentación del niño, favoreciendo el aprendizaje autónomo.


Si deseas saber más sobre la Metodología Montessori, que se está consolidando cada vez más como alternativa al aprendizaje y la educación clásica, te recomiendo Montessori 360º.

La Bandeja de Arena está pensada para niños de entre 4 a 6 años. Edad en la que los niños empiezan a conocer las letras.

La Bandeja de Arena

Es un juego compuesto por una bandeja, con arena fina en su interior, para que sea manoseada por los niños. Ellos pueden tocar la tierra, hacer montones, garabatear en ella y hasta se les puede proporcionar juguetes como pelotitas con picos o moldes de galletas para que los utilicen en la arena y creen sus propias historias de fantasía.

Fotografía de un niño dibujando en la bandeja de arena. Concentrado en su actividad.

La posibilidad de tocar la arenilla y manipularla, permite que el niño potencie su imaginación y pueda crear sus propios juegos.

¿Qué se trabaja con La Bandeja de Arena?

La Bandeja de Arena favorece la expresión sensorial del tacto de los niños, ya que pueden apreciar la diferencia de la temperatura de la tierra, sentir como se escurre entre los dedos, etc. Incluso fomenta aspectos como:

  • La motricidad fina: favorece que poco a poco los niños adquieran mayor precisión con los dedos.
  • La pre-escritura: escribir en la arena y dibujar formas o secuencias son actividades que fomentan una mayor destreza a la hora de escribir con el lápiz y el papel.
  • La coordinación ojo-mano: dibujar en la arena un modelo visto en una cartulina facilita que poco a poco vayan desarrollando una mayor habilidad para coordinar sus ojos con sus manos.
  • La concentración: manipular la tierra y dibujar en ella es un ejercicio que a los niños les encanta y pueden pasar largos períodos de tiempo concentrados en la actividad.

Cómo jugar con la Bandeja de Arena

Existen diversas modalidades de juegos con la Bandeja de Arena. Yo te voy a proponer 3 ejemplos. Lo fundamental es que los niños se diviertan.

¿Necesitas controlar tus gritos?

cecilia-psiente-ruido

Únete a Psiente y recibe Gratis una guía con orientaciones para Educar a tus hijos Sin Gritos.

Antes de empezar con los juegos, me gustaría recordarte que es importante el refuerzo positivo en cada pequeño logro que el niño consiga. Harás que se motive y que se esfuerce más para conseguir el siguiente logro. Y más importante aún, deja que tu hijo explore, investigue y juegue con la arenilla.

Imagen con ficha de grafomotricidad y su réplica en el bandeja de arenaJuego 1: Actividades de pre-escritura

Presenta al niño la bandeja de arena y unas fichas de papel con ejercicios de grafomotricidad (en cada ficha un ejercicio). El niño debe copiar el dibujo de la ficha, en la arena de la bandeja. Una vez copiado, debe borrarlo y garabatear el dibujo que aparezca en la siguiente ficha.

La idea es que el niño esboce trazos en la arena, con su dedo, como si lo hiciese en una hoja de papel, con un lápiz.

Esta actividad le ayudará a mejorar su motricidad fina y le prepara para la escritura de las letras y los número.

Juego 2: Actividades de escritura

Presenta al niño la Bandeja de Arena y una serie de fichas con las letras del abecedario (en cada ficha una letra). El niño debe repasar con su dedo la letra en la ficha y después dibujarla en la arena. Por último tiene que citar en alto la letra que ha escrito.

En este vídeo que puedes ver a un niño divirtiéndose escribiendo letras en la Bandeja de Arena.

Una variante de este juego hacer lo mismo pero con fichas de números.

Fotografía de un niño jugando de forma libre con la bandeja de arena. Juego simbólico utilizando sus propios juguetes.Juego 3: Juego Simbólico

Se conoce comúnmente como juego libre. Fundamental que el niño se divierta tocando la arena, que haga montones, que garabatee… en definitiva, que haga lo que quiera.

Puedes dejarle que introduzca juguetes como cochecitos, moldes para galletas, sellos de estampar,  o incluso piedras de colores, conchas… todo tipo de elementos que dejen marcas en la tierra.

El niño inventará su propio juego, fomentando su imaginación y creatividad.

Cómo construir una Bandeja de Arena

La fabricación de este juego es muy sencilla. Te detallo los materiales:

  • 1 Bandeja de madera con la altura lateral que consideres para que no se caiga la arena.
  • 1 Cartulina de color llamativo que contraste con la arena.
  • Arena fina, serrín o sal (con la sal se trabaja muy bien, el inconveniente es que si el niño tiene heridas en las manos, le van a picar)
  • 1 Regla para allanar la arena.
  • Folios o cartulinas para las fichas de letras mayúsculas y minúsculas.
  • Folios o cartulinas para las fichas de números del 0 al 9.

Montaje de una Bandeja de Arena:

  • Colocar la cartulina en la base de la bandeja.
  • Verter la arena en la bandeja sobre la cartulina. Echar la cantidad suficiente para que al escribir se vea el color de la cartulina.
  • Utilizar la regla como borrador. Al pasar la regla sobre la arena ésta se aplana y se borra lo que se hubiese dibujado.
  • Utilizar las fichas para los juegos descritos anteriormente.

Disfruta viendo a tu hijo jugar con la Bandeja de Arena. Obsérvalo mientras aprende.

Si deseas profundizar más sobre los beneficios de la Metodología Montessori, te recomiendo esta web.

Cuéntanos tu experiencia con este juego. Estoy en Facebook y Twitter. Comparte este artículo en las redes para que más padres, como tú, puedan enseñar a sus hijos a escribir de una forma diferente.

 

Sobre el autor Ver todos los posts

Cecilia P.

Psicóloga infantil, escritora por afición. Me gusta la literatura con trasfondo social y la música de cantautor. Creo que todos merecemos una segunda oportunidad. Nadie es un caso perdido. Psiente es mi proyecto personal, mi cuaderno en el viaje de la psicología.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *