Juegos para niños (II): Tablillas de tacto

Imagen de un niño jugando a emparejar tablillas de tacto

Este es el segundo artículo de la serie Juegos para niños. Como te comentaba en la entrada anterior, La Cesta del Tesoro, me gustaría ofrecerte algunos juegos sencillos para que te diviertas en casa con tus hijos al mismo tiempo de que ellos puedan desarrollar sus habilidades.

En esta ocasión voy a hablarte del juego Las Tablillas de Tacto, también conocidas como Las Tablillas de Lija.


Este tipo de juego es una actividad propuesta por la metodología Montessori para favorecer la expresión sensorial del tacto de los niños.

Si deseas saber más sobre la Metodología Montessori, que se está consolidando cada vez más como alternativa al aprendizaje y la educación clásica, te recomiendo Montessori 360º.

Las Tablillas de Tacto

El juego lo componen varias tablas de madera con bandas de papel de lija adheridas a las mismas. Las Tablillas de Tacto están pensadas para que tu hijo aprenda a discriminar y graduar la rugosidad de un objeto. Se le presentarán distintas tablillas al niño para que pueda deducir que banda de lija es la más rugosa y que banda de lija es la más suave, para que pueda emparejar diferentes bandas con la misma rugosidad o para que pueda ordenar las lijas en función de su granulado.
imagen de set con tablillas liso-rugosoMontessori recomienda la utilización de este material a partir de los 3 años, pero se puede ir aplicando a niños de 2 años e ir poco a poco aumentando su dificultad a medida que van creciendo. Es un juego al que se puede seguir jugando hasta los 5 años.

¿Qué se trabaja con las Tablillas de tacto?

Las Tablillas de tacto ayudarán a tu hijo a desarrollar su sentido del tacto, pero también favorecen otros aspectos como:

  • La concentración y la atención. Ten en consideración que son niños muy pequeños y que su capacidad de concentración está en pleno desarrollo, por eso es bueno ofrecerles este tipo de actividades para que puedan ir aumentando sus tiempos de atención de forma paulatina.
  • La motricidad fina. Deslizar los dedos por el papel de lija de forma suave pero sintiendo lo que tocan, les ayuda a controlar mejor los músculos de los dedos. Lo que es importante para sujetar, por ejemplo, el lápiz.

Cómo construir unas Tablillas de Tacto

La construcción de este material es sencilla, simplemente tienes que pegar el papel de lija en las tablillas. Pero antes de nada quiero comentarte que si lo tuyo no son las manualidades, no te preocupes. Te facilito el enlace de Montessori para que puedas comprar las cajas de Tablillas de Tacto:

Materiales para la construcción de unas Tablillas de Tacto:

  • Una cesta o caja para guardarlo todo.
  • Pegamento adhesivo.
  • Tijeras.
  • Regla para medir.
  • 3 tablillas de aglomerado. Medidas 10×24 cm con un grosor de 3 ó 4 mm.
  • 10 tablillas de aglomerado. Medidas 10×12 cm con un grosor de 3 ó 4 mm.
  • 5 tipos de lijas en papel con grano diferente. Este cuadro te puede ayudar a pedir las lijas en la ferretería:
de 40 a 50 muy gruesa
de 60 a 80 gruesa
de100 a120 media
de150 a 180 fina
de 240 a 400 muy fina

(Comprar mayor cantidad de lija media. Hará falta más lija media que del resto de lijas.)

¿Necesitas controlar tus enfados?

cecilia-psiente-ruido

Únete a Psiente y recibe Gratis una guía con orientaciones para Educar a tus hijos Sin Gritos.

Montaje:Tablilla de tacto mitad lija mitad madera

  • 1 Tablilla rugoso-suave, mitad papel de lija – mitad madera lisa:Se marca la mitad del aglomerado (10×12 cm).
    • Se recorta con la medida de 10×6 cm la lija media (grano del 100).
    • Se pega la lija en el lado izquierdo la tablilla

 

  • 1 Tablilla alternativa rugoso-suave, cinco bandas de papel de lija del Tablilla de tacto alternativamismo grano – cinco espacios de madera lisa:
    • Se marca el aglomerado en 10 partes iguales (10×2,4 cm).
    • Se recorta la lija media del 100 en 5 tiras iguales de medida 10×2,4 cm.
    • Se pegan las tiras de la liga de forma alternativa comenzando por la izquierda, de forma que quede la secuencia lija-madera-lija-madera.

 

Tablilla de tacto degradada

  • 1 Tablilla degradado rugoso-suave, cinco bandas de papel de lija de diferente grano – cinco espacios de madera lisa:
    • Se marca el aglomerado en 10 parte iguales (10×2,4 cm).
    • Se recorta una tira de cada tipo de lija con las medidas 10×2,4 cm. En total tienen que haber 5 tiras de lija.
    • Se pegan las tiras de lija de forma alternativa de izquierda a derecha. Comenzando por la más rugosa hasta la más fina, dejando entre las lijas un espacio de madera.

 

  • 10 Tablillas para emparejar (5 pares):Tablilla de tacto con lija en medio
    • Se recorta el papel de los 5 tipos de lija con la misma medida que las tablillas (10×12 cm). Tiene que haber 2 recortes de cada tipo de lija.
    • Se pega cada recorte de lija en las tablaas de medida 10×12 cm. El resultado será dos tablillas de cada tipo de lija: muy fina, fina, medida, gruesa y muy gruesa.

Os he explicado como construir todas las posibles variedades de tablillas para los juegos que voy a comentar a continuación. Vosotros decidís si sólo queréis montar todas o solamente algunas.

Cómo jugar con las Tablillas de Tacto

Te propongo tres juegos diferentes. Ten en cuenta que lo fundamental será entrenar la expresión sensorial del tacto, por ello todo lo que te propongo se puede llevar a cabo con los ojos abiertos o con los ojos tapados. Si utilizas un antifaz para cubrir los ojos, estarás aumentando la dificultad del juego.

Juego 1: Aprender la diferencia entre rugoso y suave

Utilizando la tablilla que está dividida en dos partes. Le enseñamos al niño cómo pasar la yema de los dedos delicadamente por la tabla. Sin levantar la tablilla de la mesa, el niño pasará los dedos de la mano derecha por la parte suave y los dedos de la mano izquierda por la parte rugosa. Puede utilizar primero una mano y luego la otra, o ambas a la vez.

Al mismo tiempo que acaricia la tablilla debe expresar en voz alta si es “suave” o “rugoso”.

Después se le presenta la tablilla que alterna zonas con y sin lija. En esta caso, sólo necesita usar los dedos de una mano. Tiene que pasar la yema de los dedos con cuidado de arriba hacia abajo y decir si es “liso” o “áspero”.

Imagen de niño jugando con la tablilla de tacto rugoso-suave.

Juego 2: Aprender la diferencia entre tipos de rugosidad

En este caso se utilizará la tablilla de degradado.

El niño ya conoce la diferencia entre rugoso/suave. Ahora toca jugar con la percepción de los distintos tipos de rugosidad. Este juego es mucho más divertido si le cubrís los ojos con un antifaz.

Como en el juego 1, el niño tiene que pasar la yema de los dedos por la tablilla y decir si es rugoso o suave y cuál es más rugoso y cuál menos. Puede utilizar las dos manos para sentir mejor la diferencia de tacto.

Imagen de un bebé jugando con las tablillas de tacto. Usando la tablilla con las lijas degradadas.

Juego 3: Emparejar tablillas con el mismo grado de rugosidad

Para este juego usarás los 5 pares de tablillas pequeñas.

Te recomiendo que las primeras veces el niño pueda ver las tablas y cuando ya domine la clasificación, le tapes los ojos, para hacerlo más emocionante.

Se colocan sobre la mesa todas las tablillas con la lija hacia arriba. El niño debe ir tocándolas hasta encontrar todas las parejas. Cuando ya tenga destreza, puedes taparle los ojos y aumentar su dificultad.

Para los niños más mayores (entre 4 a 6 años), puedes utilizar las tablillas simulando el juego Memory, es decir, puedes colocar las tablas desordenadas sobre la mesa, con la lija hacia abajo. El niño debe ir levantando las tablas de dos en dos y comprobando si son iguales. Si lo son, las tablas se retiran y ya tiene la pareja. Si no lo son, deben tornarse a la posición inicial.

Las Tablillas de Tacto de Montessori ofrecen muchas posibilidades para entrenar la expresión sensorial. He descrito tres juegos que se pueden hacer con ellas. Si tú conoces más juegos, me gustaría que lo compartieses con el resto de lectores.

Si deseas profundizar más sobre los beneficios de la Metodología Montessori, te recomiendo esta web.

Y como siempre, si te ha gustado el artículo dale a me gusta y difúndelo por las redes. Hasta la próxima!!

Sobre el autor Ver todos los posts

Cecilia P.

Psicóloga infantil, escritora por afición. Me gusta la literatura con trasfondo social y la música de cantautor. Creo que todos merecemos una segunda oportunidad. Nadie es un caso perdido. Psiente es mi proyecto personal, mi cuaderno en el viaje de la psicología.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *