La autoestima en los niños

Imagen Cecilia con espejo de autoestima

En este artículo voy a escribir sobre la autoestima de los niños y te daré algunas recomendaciones para ayudarles a que gocen de una buena imagen de sí mismos.

Cuando nos miramos al espejo estudiamos cada grano, cada arruga, cada cana…a veces hasta pensamos: “¡Uy! Cada vez me parezco más a mi madre”… por lo tanto: nos analizamos y nos evaluamos.

Las personas estamos, continuamente, cuestionando nuestro aspecto, nuestros actos y escuchando las opiniones que tienen los demás sobre nosotros como si fuesen el reflejo que nos devuelve el espejo. Con todo ello vamos sacando conclusiones y elaborando una fotografía sobre nosotros mismos. Esa imagen que cada uno tiene sobre sí mismo, es la autoestima.


Si una persona tiene una buena imagen de sí misma y siente que lo que hace es importante, estará capacitada para enfrentarse a grandes retos y seguir creciendo.

Los niños y las niñas también son personas, bueno personitas, porque aún están en pleno desarrollo. Las opiniones que tienen los niños sobre ellos mismos se basan más en las consideraciones que reciben de otros que en sus propias valoraciones internas. Por ello, necesitan que se les reconozcan sus habilidades para hacerles conscientes del talento que poseen y de las destrezas que pueden llegar a alcanzar.

Si crees que tu hijo posee una autoestima baja o quieres prevenir que en algún momento la pueda tener, te recomiendo que sigas leyendo el artículo.

Cuida la autoestima de tu hijo

La autoestima de tu hijo se va desarrollando poco a poco. A medida que el niño crece también lo hacen sus experiencias con el mundo que le rodea. Por ejemplo: Comienza a percibir en qué actividades destaca y en qué actividades no. Empieza a conocer  qué opinión tienen sus padres y sus profesores sobre él. Etc.

Con toda esa información, sin apenas darse cuenta, va formando una imagen sobre sí mismo. Esa imagen no es más que una serie de pensamientos y emociones entorno a la idea de sentirse valioso y capaz.

Si la representación mental que fabrica el niño de sí mismo es positiva y se acerca a la realidad, quiere decir que dispone de una buena autoestima. La misma le generará una fuerza de acción que lo impulsará a crear, investigar y experimentar. Estará seguro de sí mismo y satisfecho de las tareas que realizará. Tendrá la capacidad de entablar buenas relaciones sociales. En definitiva, aprovechará al máximo todo su potencial.

En cambio, si la imagen que el niño construye de sí mismo es negativa, por las razones que sea (cuando colorea se sale por fuera, tiene las orejas muy grandes…), pensará que él “no sabe”, que él “no puede”, que él “es feo”… y se sentirá triste e incapaz de resolver las actividades que se le planteen. Se relacionará con los demás desde un segundo plano y sin tomar la iniciativa. En definitiva, no mostrará todas sus habilidades por sentirse cohibido.

La autoestima es la gasolina que mueve el motor para sentirse bien y pensar que uno se puede comer el mundo.

Subir y mejorar la autoestima del niño en casa

Para ayudar a que tu hijo crezca con una buena imagen de sí mismo y sintiendo que es capaz de afrontar cualquier reto, te propongo que utilices los siguientes métodos de la vida cotidiana, tan sencillos como dispares:

  • Los cuentos infantiles.
  • Las tareas domésticas.
  • La comunicación familiar.

¿Necesitas controlar tus gritos?

cecilia-psiente-ruido

Únete a Psiente y recibe Gratis una guía con orientaciones para Educar a tus hijos Sin Gritos.

Como en otros artículos, te pido que tengas en cuenta la edad del niño para adecuar tus expectativas a sus capacidades. No olvides que la frustración mal llevada es enemiga de la buena autoestima.

Cuentos Infantiles

Los cuentos que te indico van encaminados a fortalecer las capacidades de valoración interior y la aceptación de la imagen corporal de uno mismo. Además, también ayudan a trabajar aspectos como las burlas o el poder del pensamiento interno.

Aceptarnos cuando nos miramos en el espejo, querernos a nosotros mismos, nos hace fuertes y nos aporta seguridad en nuestras capacidades.

Malena BallenaPortada del cuento Malena ballena

Cuenta la historia de una niña a la que le encanta nadar, pero no le gusta ir a la piscina porque sus compañeros se burlan de ella. Un día, su profesor de natación, le da un consejo que le hace cambiar su forma de enfrentarse a los problemas, ganar seguridad en sí misma y creer en sus habilidades. Malena consigue disfrutar como nunca de nadar como una ballena.

Orejas de MariposaPortada del cuento Orejas de Mariposa

La protagonista tiene unas orejas tan grandes que parecen mariposas. Por ese motivo, los niños de su clase se ríen de ella. Su madre le enseña el valor de aceptar las características personales porque son peculiaridades que la diferencian de los demás y la hacen única.

La niña del cuento os sorprenderá con su creatividad para afrontar todas las burlas que recibe. La protagonista consigue cambiar su situación sin necesidad de contestar con otra burla.

Tareas domésticas

Los niños necesitan sentir que son especiales y también necesitan sentir que pueden influir en el ambiente que les rodea. Una forma de favorecer el sentimiento de valía es asignándoles alguna tarea doméstica.

Las tareas pueden ser tan sencillas como ayudar a poner la mesa o guardar los juguetes después de usarlos, o tan complejas como ir a comprar el pan o ayudar a confeccionar la lista de la compra. Todo dependerá de la edad que tenga tu hijo.

Si todos los miembros de la familia tienen una tarea asignada se estará potenciando la responsabilidad, la autonomía y el sentimiento de valía. Aspectos que favorecen mucho el desarrollo de una buena autoestima.

También ayudan a aumentar la autoestima del niño las felicitaciones por hacer bien sus tareas y las correcciones para mejorarlas.

Comunicación familiar.

La comunicación familiar es el pilar del desarrollo de la autoestima infantil. Es esencial dedicar tiempo de calidad a los hijos para que puedan aprender de los adultos a expresar lo que piensan, a escuchar a los demás y a valorar todas las singularidades maravillosas que poseen.

A modo de decálogo te voy a indicar un listado de pautas para que puedas implantar en casa una comunicación que facilite el crecimiento de la autoestima de tu hijo.

  1. Refuerza las fortalezas de tu hijo. Felicítale por los éxitos alcanzados y haz que se sienta orgulloso de ellos.
  2. Ayúdale cuando encuentre una dificultad. Dale las oportunidades necesarias para lograr superarla.
  3. Anímale a desarrollar su creatividad y exprimir todo su potencial.
  4. Descubre sus cualidades y procura que él también las conozca.
  5. Enséñale a decirse cosas agradables a sí mismo.
  6. Hazle sentir especial. No lo compares con sus hermanos o con los compañeros de clase.
  7. Ponle límites y enséñale las consecuencias de sus actos. Dile de forma clara qué se espera de él.
  8. No lo juzgues. Evita expresiones como: “eres malo” o “siempre lo haces todo mal”, para que el niño no interiorice esa creencia.
  9. Expresa tus afectos y sentimientos para que él también los pueda exteriorizar.
  10. Fomenta sus relaciones sociales. Llévalo a actividades donde se pueda relacionar con otros niños.

Otra pauta extra: Enséñale a quererse, a reconocer sus fortalezas y a saber que siempre puede mejorar sus debilidades. Piensa que llevando estos consejos a la práctica estás haciendo de tu hijo un niño más feliz.

Los cuentos recomendados en este artículo para mejorar la autoestima de tu hijo son estos:

Espero que esta entrada te haya dado ideas de cómo puedes ayudar a tu hijo a mantener una buena autoestima. Recuerda que es fundamental dedicarle tiempo y hablar con él. Las conversaciones pueden ser sobre las tareas de casa o las actividades del colegio, sobre los cuentos que te he sugerido, sobre algo que le haya pasado con algún amigo…


Espero que te haya gustado el artículo. Puedes suscribirte al blog y recibirás por correo avisos sobre nuevos artículos. Prometo no llenarte el correo de spam 😉
Comparte esta entrada con tus amigos en facebook y twitter. Te llevará un segundo y que te lo agradeceré un montón!

Sobre el autor Ver todos los posts

Cecilia P.

Psicóloga infantil, escritora por afición. Me gusta la literatura con trasfondo social y la música de cantautor. Creo que todos merecemos una segunda oportunidad. Nadie es un caso perdido. Psiente es mi proyecto personal, mi cuaderno en el viaje de la psicología.

2 ComentariosDeja un comentario

  • Muy bueno. Creo que puede servir bastante de ayuda para todas aquellas familias que a veces se encuentran perdidos en cuanto a como poder educar a sus hijos o como poder tratarlos para poder aumentar su autoestima. La autoestima y no solo ésta, es fundamental tratarta desde pequeñiñes para poder forjar un adulto sano sin posibles trastornos mentales (ansiedad, depresión, baja autoestima … ) y no sólo enfermedades o trastornos sino otros muchos problemas tan sencillos como la hora de tomar decisiones. Hay un autor que seguro que conocerás ya, “Bernardo Stamateas” tiene publicados varios libros todos muy buenos yo me los leí pero no se centra en problemas infantiles. Podías animarte tu e ir publicando así también cosas centrándote en infantil. Esto que acabo de leer como una parte del libro no quedaría mall ehh :D.

    Un saludo y animo en la ardua tarea de la enseñanza de los niños.

    • Muchas gracias Ana por tu comentario.
      Es verdad que la autoestima es fundamental para sentirse bien y alcanzar los logros que cada uno se proponga. En los niños se ven tan claros sus efectos…un peque con una baja autoestima no es capaz de enfrentarse a las tareas ni tener una buenas relaciones sociales. A medida que crece y en el colegio avanza cursos se resienten sus aprendizajes, diminuye su rendimiento academico y le cuesta hacer amigos. La proyección en el adulto sólo nos la tenemos que imaginar…
      Por eso la idea de esta entrada, para fomentar que los niños se quieran bien y ayudar a crear adultos sanos (como tu bien dices) y competentes :)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *